Nuestros Servicios

Impuestos

¡Bienvenido! En Asesora Emprendedor estamos comprometidos en brindarte el mejor servicio para el área fiscal de tu empresa. Sabemos que los impuestos pueden ser un dolor de cabeza para muchos empresarios, por eso, nos encargamos de planificar tus actividades tributarias de manera personalizada, para que puedas pagar tus impuestos de manera justa y beneficiosa.

Nuestra tarifa plana mensual incluye asesoramiento en el pago de impuestos clave para el correcto funcionamiento de tu negocio. Trabajamos contigo para que puedas cumplir con tus obligaciones fiscales sin tener que preocuparte por detalles técnicos.

En Asesora Emprendedor no solo ofrecemos un servicio de asesoría, sino que también queremos ser tu aliado en el crecimiento de tu empresa. ¡Contáctanos para conocer más acerca de nuestros servicios y cómo podemos ayudarte a alcanzar tus metas empresariales!

Servicios Fiscales

Cumple con tus obligaciones fiscales

Como emprendedor, es importante cumplir con las obligaciones fiscales correspondientes para evitar sanciones y multas. Nosotros podemos ayudarte a gestionar tus obligaciones fiscales de manera eficiente y eficaz.

Somos una oportunidad para tu negocio

Un buen servicio fiscal puede identificar oportunidades de ahorro a la par que cumples con las leyes fiscales y regulaciones aplicables. La planificación fiscal es importante para maximizar los beneficios fiscales y evitar sorpresas fiscales en el futuro. Un servicio fiscal puede ayudarte a planificar tus impuestos y a tomar decisiones informadas para reducir tu carga fiscal

Tenemos experiencia y una buena comunicación con los clientes

Es importante elegir un servicio fiscal confiable y con experiencia en el área de emprendimiento. También asegúrate de tener una buena comunicación para poder trabajar juntos en el éxito de tu negocio.

meeting, business, architect-2284501.jpg

Tus impuestos al día

IRPF y Retenciones

Los autónomos y empresarios también están obligados a cumplir con sus obligaciones fiscales en relación al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), que es un impuesto directo que grava la renta obtenida por las personas físicas.
A diferencia de los trabajadores por cuenta ajena, que tienen la retención del IRPF ya calculada y aplicada en su nómina mensual, los autónomos y empresarios deben calcular y aplicar las retenciones del IRPF en sus facturas y declararlas cada trimestre en el modelo 130. Estas retenciones del IRPF se aplican sobre el rendimiento neto de la actividad económica realizada, es decir, sobre los ingresos menos los gastos deducibles.
Es importante señalar que existen diferentes tipos de retenciones del IRPF que se aplican en función del tipo de actividad económica realizada y de la relación comercial con el cliente. Además, las empresas también pueden aplicar determinadas deducciones y reducciones fiscales para reducir la base imponible del impuesto y, por tanto, la cantidad a pagar.
Para cumplir adecuadamente con las obligaciones fiscales en relación al IRPF y las retenciones, es recomendable contar con el asesoramiento de un experto en contabilidad y fiscalidad.

IVA

El IVA es un impuesto que recae en los consumidores finales, pero las empresas son las encargadas de recaudarlo y abonarlo a la Agencia Tributaria en cada declaración trimestral. Este impuesto se aplica a la mayoría de los bienes y servicios que se comercializan en España, y su tasa varía en función del tipo de producto o servicio.
En general, existen cuatro tipos de IVA en España: el tipo general del 21%, el tipo reducido del 10%, el tipo superreducido del 4% y el tipo del 0%. El porcentaje que se aplica dependerá del tipo de bien o servicio que se venda o compre.
Es importante que las empresas estén al día con sus declaraciones trimestrales de IVA y que conozcan las categorías de tributación de los productos o servicios que ofrecen para aplicar correctamente la tasa de IVA correspondiente. En caso de no cumplir con las obligaciones fiscales, la empresa podría enfrentar sanciones y multas por parte de la Agencia Tributaria. Por esta razón, es importante contar con el asesoramiento de un experto en fiscalidad y contabilidad para cumplir adecuadamente con las obligaciones fiscales.


Impuesto de Sociedades

Si una empresa tiene una personalidad jurídica independiente, debe pagar el Impuesto de Sociedades, que es un impuesto directo que grava los beneficios obtenidos por la empresa. La tasa que se aplica varía en función de los beneficios obtenidos y del tipo de empresa.
El Impuesto de Sociedades se presenta anualmente mediante el modelo 200 en el plazo comprendido entre el 1 y el 25 de julio de cada año. Sin embargo, el pago se realiza en tres pagos fraccionados a lo largo del año: en abril, octubre y diciembre. El importe de cada pago fraccionado se calcula en función de los beneficios obtenidos por la empresa en el periodo correspondiente.
El cálculo de la cuota a pagar en el Impuesto de Sociedades se realiza aplicando el tipo impositivo correspondiente a la base imponible del impuesto. El tipo impositivo general para las empresas es del 25%, pero existen reducciones para empresas de menor tamaño y para empresas que realicen determinadas actividades económicas.
Es importante que las empresas cumplan adecuadamente con sus obligaciones fiscales y presenten sus declaraciones en plazo y forma para evitar sanciones y multas por parte de la Agencia Tributaria. Se recomienda contar con el asesoramiento de un experto en contabilidad y fiscalidad para cumplir adecuadamente con las obligaciones fiscales y optimizar la gestión fiscal de la empresa.

Primera consulta gratuita

Solicita cita con nosotros

es_ESSpanish
Scroll al inicio